ECKLONUBOL y QUAYAT favorecen una óptima respuesta de la planta en los momentos de elevada demanda nutricional como son la floración, el cuajado, el engorde o la maduración de los frutos.

QUAYAT consigue un adecuado equilibrio fisiológico durante las fases de floración y cuajado, optimizando el balance entre nutrición y actividad hormonal específico en estas etapas del cultivo, activando la división celular en los momentos iniciales de formación del fruto.

ECKLONUBOL activa la elongación celular y su utilización se recomienda durante la fase de engorde de los frutos cuajados. En cultivos con altas tasas de rendimiento/producción se aconseja aplicar ECKLONUBOL conjuntamente con SHOT-K para la obtención de mayores calibres y mejor calidad de los frutos tratados.

En los cultivos de melón y sandía las aplicaciones de QUAYAT deben comenzar en las fases previas al inicio de la floración y del cuajado, mientras que las aplicaciones de ECKLONUBOL se iniciarán cuando los frutos ya cuajados estén en fase de crecimiento o engorde.

En caso de cultivos de ciclo largo es recomendable realizar dos o tres aplicaciones de cada producto durante el ciclo de cultivo. Estas aplicaciones deberán realizarse de forma alterna con el objetivo de favorecer la floración y el cuajado (QUAYAT) y el engorde (ECKLONUBOL).

Para el caso concreto de MELÓN y SANDÍA, recomendamos comenzar las aplicaciones en los siguientes momentos del ciclo de cultivo:

QUAYAT cuando el cultivo está en el estadio fisiológico “9 a 10 flores con pecíolos alargados ya visibles en el tallo principal” a su dosis recomendada.

ECKLONUBOL cuando el cultivo está en el estadio fisiológico “segundo y tercer fruto del tallo principal alcanzando tamaño y forma típica” a su dosis recomendada.

Para más información, contacta con el equipo técnico de tu zona.

EIBOL, ayudándote a avanzar.

Articulos relacionados

MICROORGANISMOS REGENERADORES DEL SUELO

Los microorgansimos son de gran importancia para el mantenimiento del equilibrio de los suelos agrícolas y por tanto para un buen desarrollo del cultivo. La disminución de aporte de nutrientes orgánicos y la aplicación de plaguicidas y abonos minerales es causa de un desequilibrio en la flora microbiana del suelo. Este desequilibrio limita la fertilidad […]

Leer más…

¡Para las fases de floración, fecundación y cuajado, utilice QUAYAT!

QUAYAT favorece durante las fases de floración, fecundación y cuajado un equilibrio fisiológico optimo, necesario para estas etapas del cultivo. QUAYAT contiene giberelinas y citoquininas naturales procedentes del alga Ascophyllum nodosum. Estas fitohormonas tienen un importante papel en la activación de los mecanismos de división celular que permiten el cuajado y la formación de los […]

Leer más…

Frente a la humedad ambiental: HADAYA.

En esta época del año las condiciones climáticas pueden provocar la aparición de problemas fitopatógenos en los cultivos agrícolas. La aplicación preventiva de HADAYA activa las defensas naturales de la planta, fortaleciéndola y ayudándola a combatir situaciones de estrés biótico y abiótico provocadas por la humedad ambiental. HADAYA provoca un engrosamiento de las paredes celulares […]

Leer más…