El estrés térmico en los cultivos hortícolas y frutales es uno de los factores que afecta a la calidad y producción. Puede darse tanto con altas como con bajas temperaturas.

En el caso de altas temperaturas (heat shock), se reduce la respiración de la planta provocando la oxidación y deterioro de los tejidos vegetales. Esto se aprecia a simple vista a través de las quemaduras en hojas jóvenes y brotes y el marchitamiento de las plantas.

Recomendamos la aplicación de OSMONUBOL en caso de temperaturas superiores a 30°C, para proteger al cultivo frente al estrés térmico:

→ Evitando el aborto floral.

→ Incrementando la división celular durante la formación inicial de los frutos.

→ Favoreciendo la acumulación de osmolitos protectores en caso de altas temperaturas que permiten un buen desarrollo del cultivo.

Articulos relacionados

RET-SUL y SHOT-K para engorde

Las últimas etapas de desarrollo, engorde y maduración, son importantes para la calidad final del fruto que se vaya a recolectar. Podemos obtener frutos con propiedades organolépticas óptimas estimulando y aumentando el aporte de potasio al cultivo durante las fases mencionadas. El uso conjunto del bioestimulante RET-SUL y del activador fisiológico SHOT-K mejora la calidad […]

Leer más…

CUBOL, inductor de autodefensa apto para agricultura ecológica

CUBOL ha sido desarrollado para potenciar la síntesis de clorofila y fitoalexinas en el cultivo. Estos metabolitos, clorofila y fitoalexinas, son de gran importancia en el crecimiento de la planta y necesarios para incrementar su resistencia frente a enfermedades fúngicas y bacteriosis. CUBOL contiene cobre quelado. La carencia de este elemento en los cultivos favorece […]

Leer más…