Estimula la acción de los microorganismos saprófitos del suelo y la síntesis de metabolitos secundarios de la planta.

Los microorganismos son de gran importancia para el mantenimiento del equilibrio de los suelos agrícolas y por tanto para un buen desarrollo del cultivo. La explotación de estos suelos modifica dicho equilibrio, provoca un descenso de la presencia de nutrientes y favorece el desarrollo de fitopatologías.

La formulación de NEFUSOIL contiene polímeros específicos que favorecen la formación de complejos fosfo-húmicos. Estos complejos fosfo-húmicos estimulan la acción de los microorganismos saprófitos del suelo, favoreciendo su proliferación e incrementando su actividad, promoviendo, de esta forma, una competencia frente al ataque de patógenos oportunistas. Estos microorganismos intervienen en la solubilización de los nutrientes aportados, facilitando su disponibilidad para los cultivos y restableciendo la capacidad biológica del suelo.

La aplicación de NEFUSOIL promueve la síntesis de las enzimas que actúan en el sistema defensivo de la planta, estimulando la producción de fitoalexinas que permiten dar soporte al cultivo frente a las situaciones de estrés biótico causado por patógenos del suelo y facilitando el arranque, vigor y uniformidad del mismo.

Por su pH neutro NEFUSOIL se puede utilizar tanto en suelos de carácter ácido como alcalino.

Composición

Nitrógeno (N) total 4,00% p/p

Pentóxido de fósforo (P2O5) soluble en agua 12,00% p/p

Óxido de potasio (K2O) soluble en agua 3,00% p/p

Dosis

15-20 L/ha con el agua de riego

Información Adicional

pH: 6,5

Densidad: 1,1

Aplicación

Radicular

Para todo tipo de cultivos

Presentación

Líquido.

envase 10L