Los microorganismos son de gran importancia para el mantenimiento del equilibrio de los suelos agrícolas y por tanto para un buen desarrollo del cultivo. La disminución de aporte de nutrientes orgánicos y la aplicación de plaguicidas y abonos minerales es causa de un desequilibrio en la flora microbiana del suelo. Este desequilibrio limita la fertilidad del suelo y lo convierte en un medio favorable para el desarrollo de patógenos, plagas y enfermedades que afectan a la calidad y cantidad de las cosechas.

La aplicación de BODEN aporta al suelo Azotobacter chroococcum y Bacillus megaterium regenerando su flora microbiana. Estos microorganismos tienen dos formas de actuación, promueven la competencia microbiológica frente al desarrollo de patógenos oportunistas y favorecen la actividad de la planta y la absorción de los macro y micronutrientes necesarios para un buen desarrollo del cultivo y la obtención de mejores rendimientos.

BODEN aumenta la población microbiológica del suelo frenando la proliferación de patógenos y aportando nutrientes esenciales para mantener su equilibrio y promover las rutas metabólicas que activan el desarrollo de la planta y el incremento de la calidad y cantidad de las cosechas.

Inscrito en el Registro de productos fertilizantes con el número de registro F0004425/2030.

Composición

Azotobacter chroococcum Cepa Ag 1x107 ufc/mL

Bacillus megaterium Cepa Ma 1x107 ufc/mL

 

Hierro (Fe) soluble en agua y quelatado 1,00% p/p

Manganeso (Mn) soluble en agua y quelatado 0,50% p/p

Zinc (Zn) soluble en agua y quelatado 0,50% p/p

Molibdeno (Mo) soluble en agua 0,10% p/p

Manitol 0,10% p/p

Dosis

Promotor de cosecha: 5 L/ha al inicio del cuajado. Repetir cada 2 semanas.

Regenerador de suelo: 10-15 L/ha 20 días después del trasplante.

Información Adicional

pH: 5,7

Densidad: 1,0

Aplicación

Radicular

Para todo tipo de cultivos

Presentación

Líquido.

envase 1Lenvase 5L